Brihuega (Guadalajara), el jardín de la Alcarria.

Una buena opción para pasar un día de turismo rural por la comarca de la Alcarria, puede ser el pequeño pueblo de Brihuega, situado en la provincia de Guadalajara a tan solo 25 minutos en coche de la capital alcarreña y a tan sólo poco más de una hora en coche de Madrid.

Esta localidad que cuenta con poco más de 2.800 habitantes estoy seguro de que te sorprenderá, sobre todo si lo visitas en el mes de Julio, coincidiendo con la floración de los enormes campos de lavanda que rodean la ciudad y también con el Festival de la Lavanda, que constituye uno de los eventos musicales, gastronómicos y artísticos en un lugar maravilloso.

En este post os recomendamos un paseo por el casco histórico del municipio y como colofón visitar los campos de lavanda cercanos al atardecer donde podrás vivir un ambiente inigualable donde poder activar todos los sentidos.

El siguiente mapa de Turismo Brihuega os puede guiar un poco en vuestro paseo, os detallamos a continuación el itinerario que nosotros hicimos por la villa.

Comenzamos aparcando el coche en los aledaños del Parque de María Cristina, que sin lugar a duda es el pulmón verde de Brihuega y también el lugar de reunión tanto de jóvenes, para jugar, como de adultos, para poder tomar algo en una terraza.

– Puerta de la Cadena es uno de los accesos al casco histórico, ésta es parte de la antigua muralla, construida en el siglo XII y tiene como característica principal su arco de medio punto.

– La Fuente de los “Doce Caños”, también conocida como la “Fuente Blanquina”. La fuente y el lavadero que se encuentra en la parte posterior hacen un total de 24 caños por los cuales servía como suministro de agua y también al lavadero consta de tres grandes pilas rectangulares: una primera para el enjabonado de la ropa, otra para el aclarado y una última de menor tamaño para el fregado de los cacharros de cocina.

– Plaza del Coso, llamada así ya que antes era el lugar donde tenían lugar las corridas de toros, antes de construirse el recinto taurino. En esta plaza destacan los edificios del Ayuntamiento, la Cárcel construida durante el reinado de Carlos III y las Cuevas Árabes.

– Cuevas árabes, es imprescindible su visita, por 2 euros podemos entrar a la red de galerías subterráneas con más de mil años de antigüedad. Aproximadamente hay ocho kilómetros de túneles y pasadizos que servían para refugiarse en épocas de asedio e incluso escapar al otro lado de las murallas.

Continuamos nuestro paseo hacia el sur, hacia fuera de la muralla y en el enclave llamado Prado de Santa María, nos encontramos con piezas arquitectónicas importantes de la ciudad, en primer lugar, el Castillo de la Peña Bermeja, fue legado árabe ya que fue el Alcázar musulmán y residencia de arzobispos en distintas épocas, merece la pena pasear libremente por él, en segundo lugar junto al Castillo, se encuentra la Iglesia de Santa María, es el templo cristiano dedicado a Santa María de la Peña una de las patronas de la ciudad, merece la pena pararse en una de sus entradas para contemplar toda la llanura castellano manchega hacia el sur donde se atisban algunos campos de lavanda, para finalizar el Convento de San José, es un convento de franciscanos de San José. En la actualidad alberga la Sala de Exposiciones y el primer Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max.

Para finalizar la visita por la ciudad, paseamos por las callejuelas de la bonita villa de Brihuega en busca de la Iglesia de San Miguel, fue construida en la primera mitad del siglo XIII. En lo alto de un cerero está la Real Fábrica de Paños, que fue un motor económico de la región por la gran tradición textil y que el edificio principal de forma redonda constituye un ejemplo de arquitectura industrial del siglo XVIII y por último muy cerca del punto inicial se encuentra la Iglesia de San Felipe, construida en el S. XIII es una de las construcciones más bellas de la villa, tiene un estilo románico de transición al gótico.

Una vez finalizado el paseo por la villa de Brihuega nos dirigimos a los famosos campos de lavanda, que para acceder a ellos hay que coger el coche y dirigirse hacia el norte por la carretera CM-2005, como sorpresa antes de llegar a los pocos campos de lavanda que quedaban nos encontramos unos campos muy bonitos de girasoles que estaban en su esplendor en los que decidimos pararnos para poder hacernos unas fotografías muy coloridas en esta tarde de verano.

Al lado de los campos de lavanda siempre habilitan unos aparcamientos en tierra para poder aparcar y no dejar los coches en el arcén. Hay muchos y muy dispares asique conviene ir a investigar por medio de los campos y buscar lugares solitarios para disfrutar de esos maravillosos olores y colores de la lavanda.

La lavanda o Lavándula angustifolia es una planta de tallo largo y final algo pelosos y generalmente con ángulos redondeados, la flor de esta planta da nombre al color con el mismo nombre que es una variante pálida o clara del color violeta.

Algunos de los usos de la lavanda son, realizar bolsitas de lavanda para ponerlas en armarios y zapateros ya que es una excelente antipolilla, para hacer perfumes, para realizar desinfectante ecológico, loción suavizante para las manos y picaduras de insectos, se utiliza en emplasto para aliviar los esguinces y también para hacer infusiones para el insomnio y para bajar la fiebre.

4 comentarios

Responder a F Javier Martin Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .